Dibujé el mundo que él había creado para mí…

Dibujé el mundo que él había creado para mí, lleno de maravillas y posibilidades. Le hice saber que una herida había sido curada de un modo que él no podía ni imaginar, y sólo por eso siempre habría una parte de mí que le estaría agradecida

Una preciosa cita que aparece en el libro “Me before you”, de la autora Jojo Moyes